Cargando...
+507 269 6160 info@viajesjazmine.com

12 consejos para ahorrar para viajar

La principal razón por la que la mayoría de personas no viaja como quisiera es sin duda debido a la falta de dinero, o mejor dicho, al mal manejo que tienen del mismo.

Muchas veces escucho algunas frases típicas como: “Tengo tantas cosas por pagar que jamás podría viajar. Si tuviera más dinero de hecho que viajaría. Solamente las personas que tienen mucho dinero pueden viajar. No gano suficiente dinero como para ahorrar…” Y otra gran lista de buenas excusas.

La verdad es que cualquiera de nosotros puede empezar a viajar si es lo que realmente quiere hacer. En primer lugar y creo que lo más importante es tener claro el objetivo, saber hacia dónde queremos ir, cuánto proyectamos gastar en el viaje y establecer un plazo máximo de tiempo para poder ahorrar y generar ese dinero. Este objetivo debe ser algo realmente importante para ti, no importa si es un viaje de un fin de semana o de un año, lo más importante es que sea algo que realmente te motive a tomar acción y a hacer cosas diferentes que tal vez no estás acostumbrado a hacer y te sacan de tu zona cómoda.

Cuando se tiene el objetivo claro, las formas se crean y en este caso quiero compartir contigo 12 consejos sobre cómo ahorrar dinero para viajar que a mi me han ayudado a realizar muchos de los viajes que he hecho hasta el momento:

  1. Ten una cuenta destinada para el ahorro de tus viajes

Si realmente quieres hacer ese viaje que siempre soñaste, lo primero que debes hacer es reconocerlo como una prioridad en tu vida; y para ello puedes empezar creando una cuenta de ahorros (no necesariamente en el banco) donde destines un porcentaje de tu ingreso o de tus ahorros única y exclusivamente para ese viaje que tanto deseas. El hecho de tener una cuenta específica para este objetivo e ir ahorrando semanal, quincenal o mensualmente hará que sientas cada vez más cercano tu sueño, recuerda que aquello en lo que te enfocas se expande.

  1. Aprende a priorizar en base a tus objetivos 

Si tu objetivo es viajar entonces salir todos los fines de semana y gastarte 20 a 50 dólares en una noche entre alcohol, discoteca, taxis y demás NO es una opción. No digo que te vuelvas un ermitaño que anda solo por el mundo sin salir de casa, pero debes ser consciente que si quieres viajar más, necesitas priorizar los viajes ante otras distracciones que te hacen perder el foco y sobre todo te hacen perder dinero. Además puedes buscar otras formas de distraerte que no sea alcohol, fiestas y amanecidas. Tu cuerpo y tu bolsillo te lo agradecerán

  1. Lleva un registro diario de tus gastos e identifica los que puedes reducir

Alguna vez te ha pasado que tienes 15 dólares en el bolsillo y de repente sales de refrigerio en el trabajo y se te antoja un chocolatito, con una refrescante gaseosa, tal vez un halls después de comer o un café para el frío; y cuando finalmente llegas a casa te das cuenta que de esos 15 dólares solo te quedan 5 y te preguntas: “¿en qué pude gastar mi dinero si hoy no he hecho nada especial?” Esos pequeños gastos diarios que haces se llaman “gastos hormiga” y son aquellos antojitos del día que si logras identificar puedes empezar a reducirlos poco a poco y a generar una forma diferente de ahorro.

  1. Ahorra en una alcancía lo que no gastaste y el dinero que “había desaparecido”

¿Te ha pasado alguna vez que te cancelaron un plan o tenías pensado gastar cierta cantidad de dinero en algo y finalmente no se dio? o quizá ¿se te ocurrió hacer limpieza en casa y encontraste un billete de 5 dólares en un jean que no usabas hace tiempo? Pues ese dinero que no llegaste a gastar o aquel que pensaste que había desaparecido y ya no tenías puede ir directo a tu alcancía.  Quizá no te vuelva millonario, pero créeme que al cabo de un tiempo y sin darte cuenta… podría hasta sorprenderte.

 

  1. Prepara tu propia comida en casa

Uno de los principales gastos con el que lidiamos diariamente es la comida, una necesidad básica y por tanto casi imposible y poco recomendable de eliminar en nuestro día a día; sin embargo lo que sí podemos hacer es reducir este gasto de una manera inteligente y saludable preparando nuestra propia comida en casa y de este modo puedes evitar gastar altas sumas de dinero en restaurantes todos los días.

  1. Evita los caprichos y compras compulsivas

En este punto trabajas principalmente tu fuerza de voluntad y tu enfoque en el objetivo, por eso es importante que el viaje que quieres realizar sea algo que realmente te motive porque probablemente solo de esa manera el día que quieras comprar unas zapatillas , te detengas a pensar en tu viaje y elijas depositar ese dinero en tu cuenta de ahorros para viaje en lugar de gastarlo en un capricho del momento. Es mejor coleccionar experiencias que cosas materiales que al final olvidas y pierden valor.

  1. Regresa a casa de tus papás o comparte apartamento

Ya sea por la distancia, por comodidad o por el simple hecho de querer tener tu “propio espacio” muchas personas salimos de casa en busca de un rinconcito en el mundo de ti para ti. Sin embargo, normalmente estos lugares no son gratis y por el contrario significa que tiene que salir de tu bolsillo una importante suma de dinero, así que si estás pensando seriamente en viajar y lo que ganas aún no te alcanza para tu propio apartamento, te recomiendo que pongas en práctica el consejo número 2 y priorices tus objetivos. Quizá puedes regresar por un tiempo a casa de tus padres (normalmente te recibirán con amor) o busca un amigo con el que puedas compartir los gastos del apartamento. Yo he puesto en práctica la segunda opción y estoy feliz con mi roomie

  1. Evita usar taxis si no es realmente necesario

El transporte así como el alimento son gastos casi inevitables que realizamos de manera diaria, y en este caso lo que puedes hacer es buscar otros medios para movilizarte como por ejemplo la bicicleta, los patines, ir a pie o si es un lugar lejano también tienes la opción de levantarte más temprano para tomar el transporte público sin necesidad de gastar mucho dinero ni estresarte porque estás contra el tiempo y de paso vives más tranquilo

  1. Revisa tus consumos y pagos automáticos

Los pagos automáticos ayudan mucho a mantener al día nuestras cuentas; sin embargo, a veces se vuelven tan automáticos que olvidamos por completo que estamos pagándolos y ni siquiera los usamos adecuadamente. Esto pasa con los gimnasios, la membresía del club, los cursos virtuales, etc. Date un tiempo para revisar los servicios que has adquirido y analiza si son realmente necesarios o si puedes vivir sin ellos o ver otra manera de hacer algo similar pero gastando menos o de manera gratuita. Por ejemplo, en lugar de ir al gimnasio (al cual ni siquiera vas) puedes salir a correr o practicar algún deporte al aire libre. Además de ser más barato respiras aire puro y no estás encerrado.

 

  1. Paga a tiempo tus tarjetas de crédito

Aunque suene demasiado obvio el hecho de pagar tus tarjetas a tiempo, es algo en lo que muchos hemos fallado al menos una vez en la vida (y me incluyo). La penalidad que cobran los bancos por no pagar las tarjetas a tiempo están alrededor de 10 dólares o mas , lo cual termina siendo una cantidad considerable de dinero, más aún si te pasa seguido. Lo importante aquí es que tengas claro tus fechas de pago y no esperes el último día para pagar porque puede pasarte que ese día estuviste super ocupado o pasó algo imprevisto y ya no tuviste tiempo para pagar.

  1. Evita los créditos y los préstamos

Gastar dinero que no tienes o que no vas a poder pagar después es uno de los mayores errores que puedes cometer, más aún si lo que quieres es viajar. Las deudas terminan siendo una forma de mantenerte atado a un lugar, al menos hasta que las pagues. Diles NO a las compras en cuotas. No dejes que los bancos se lleven tu dinero en los intereses. Usa lar tarjetas de crédito de manera inteligente para acumular millas, premios o ventajas que algunas veces te dan los bancos.

  1. Vende lo que ya no usas

Esta es una forma rápida y sencilla de generar dinero. ¿Quién no tiene en casa un artículo en buen estado que ya no use o tal vez que nunca usó y que lo tiene refundido en el último cajón del armario? Tal vez una cartera que ya no usas, una casaca que nunca te quedó, unos patines que dejaste de usar hace mucho tiempo o un aparato electrónico que compraste cuando salió de moda pero que jamás usaste porque te regalaron otro igual o porque simplemente te aburrió.

Estas son algunas de las formas que uso para ahorrar dinero para viajar, existen muchísimas formas más. Lo más importante es que si quieres realmente ahorrar para tu próximo viaje, empieces a poner en práctica algunos de estos consejos o cualquier otra que te sea útil.

No esperes resultados distintos si sigues haciendo lo mismo, atrévete a hacer algo diferente el día de hoy

Y tu, ¿qué otras formas para ahorrar dinero utilizas para viajar? Si tienes alguna otra recomendación puedes compartirlo en los comentarios y así ayudarnos entre todos

Leave a Reply

9 + 13 =