Blog

Consejos para tu primer viaje con bebés y niños pequeños

Viajar con bebes

El primer viaje siempre es una experiencia sorprendente para las todas las edades. Caminar por un largo aeropuerto, subirse a un avión y por primera vez viajar por las alturas de una ciudad a otra resulta increíble. Pero, ¿qué sucede cuando viajamos con niños? Es normal si sientes algo de miedo viajando con tu bebé, pero puedes prepararte para que todo sea disfrutable. Por eso, hemos escogido brindarte estos consejos para viajar con tu bebé y así puedas tener una experiencia increíble en tus primeras vacaciones con niños.

 

Anticípate al suceso

Enfrentarse a lo desconocido puede generar ansiedad o un mal comportamiento en lo más pequeños. En el caso de que viajes con niños mayores a 2 años, puedes anticiparles en que se basa esta nueva experiencia para que estén anticipados a los hechos. Puedes hacerlo a través de libros de viaje o aviones, explicarles en un cuento como se viaja en un avión y que está permitido y que no, para que ellos puedan entenderlo a su modo y no les agarre por sorpresa.

Elige el destino

Para empezar, cuando elijas el destino, será necesario considerar y armar parte del itinerario en base al entretenimiento de los bebés. Por ejemplo, si decides viajar a Europa y visitar los icónicos museos, ten en cuenta que lo harás con tu bebé. Es muy probable que se aburra en este tipo de lugares. Por lo tanto, considera planificar momentos para ellos, como visitar un zoológico o un parque temático. Viajar a la playa por lo general es bastante sencillo ya que toda la familia puede disfrutar junta entre el mar, actividades acuáticas, piscina y arena. Si escoges este destino no olvides llevar protección solar y consultar con su pediatra previamente. Vayas a donde vayas, puede ser útil investigar un poco sobre el destino y armar una lista o plan de las cosas que querrás hacer.

Selecciona el vuelo

En el caso de que los vuelos sean de muchas horas de viaje, recomendamos que sean nocturnos, ya que si tu bebé cuenta con una rutina de sueño, también dormirá en el avión, por lo menos unas horas. Recuerda de todas maneras que todo estará sujeto a la disponibilidad de vuelos entre los destinos que quieras unir y a las distancias a cubrir.

Prepara los documentos

No olvides de tener toda su documentación al día. Si tu bebé viaja con los dos padres deberás presentar el pasaporte y partida de nacimiento. Si sólo viaja con uno sólo de los padres, será necesario presentar la autorización del otro para la salida del país, en el caso de que el vuelo sea internacional.

Solicita el asiento de viaje

Si tu bebé tiene hasta 8 meses puedes hacer uso de la cuna que te brinda la aerolínea que se coloca frente a los asientos. La misma deberás solicitarla con antelación a tu aerolínea a través de su web o call center y te asignarán los asientos adecuados. En el caso de que tu bebé ya sea mayor de 10 kg deberá dormir encima de ti o en el asiento de al lado, lo que puede resultar aún más cómodo. También recomendamos realizar el check in online en cuanto se pueda para reservar los mejores asientos y queden todo juntos, de acuerdo al caso.

¿Ventanilla o pasillo? El pasillo puede resultar más cómodo ya que te va a permitir salir más cómodamente al baño o ante cualquier necesidad sin molestar a otras personas.

Ten en cuenta que los niños menores de 2 años no deben pagar pasaje y viajan en tu mismo asiento, sólo pagarán algunos impuestos. Apenas subas al vuelo, pídele a la azafata el cinturón de seguridad para tú bebé.

 Anticípate al entretenimiento

 Los niños no se quedarán quietos durante todo el vuelo por más corto que sea, es por eso que es muy importante, llevar arriba del avión algunos objetos que le permitan mantenerse entretenido. Algunas opciones son: juguete o libro conocido por el bebé, lápices para pintar, rompecabezas o juegos para armar. Si el niño es más grande, puedes llevarle una tablet con contenido descargado que sea de su agrado. Y si el mismo vuelo ofrece entretenimiento a bordo, mejor aún, ¡disfrútenlo juntos! 

¡Cambiar al bebé o ir al baño es posible!

Siempre recomendamos cambiar al bebé antes de subir al avión como también llevarlo al baño antes de despegar. Esto no garantiza que no tengamos que cambiarlo o acompañarlo al baño durante el vuelo, especialmente en vuelos largos, pero puede ayudar.

Para cambiar a tu bebé en el vuelo, te recomendamos que si son 2 personas, una entre al baño y otra le pueda ir alcanzando las cosas por el espacio reducido. En el caso de que te encuentres solo puedes solicitar ayuda a alguna azafata, ya sea para que te auxilie a cambiarlo o si necesitas que se quede al cuidado de otro pequeño que viaja contigo. En el mismo caso, si tu necesitas ir al baño, puedes hacerlo y la azafata se encargará de cuidarlo durante esos minutos. No olvides llevar los elementos para el cambiado y una muda de ropa extra siempre.

Piensa en la comida

Si es pequeño y aún es lactante, aún es más cómodo. Si toma mamadera, es recomendable llevar más cantidad de leche de la que pensamos que puede consumir en el vuelo, ya que debemos tener en cuenta la espera en el aeropuerto y alguna demora. En el caso de que no tome leche en polvo debes llevar paquetes individuales ya que no podrás refrigerar el sobrante. La comida para bebé en los aviones suele ser ese puré que viene en frascos pequeños, recomendamos solicitarla con antelación a la aerolínea. También puedes llevar la comida que le gusta en un recipiente, fruta, galletas o algún dulce.

No te preocupes, en los controles aéreos está permitido llevar la leche y la comida del bebé. Además de las cosas para cambiarlo.

¿Y el cochecito?

En la mayoría de las aerolíneas puedes llevar el cochecito a bordo. Deberás entregarlo a las azafatas al ingresar al avión y el personal de la aerolínea lo guardará en un lugar seguro. Cuando bajes deberás solicitarlo. Si el vuelo es directo, puede que sea más cómodo despacharlo, pero si el vuelo es con escalas es mejor tenerlo al bajar del avión.

Tips para el dolor de oídos

Mayormente ocurre durante el aterrizaje y el despegue. Si el bebé es lactante, aconsejamos darle el pecho en estos momentos, o tener a mano su mamadera de ser necesario. En el caso de que el niño sea más grande puedes regalarle un caramelo masticable en ambos momentos del vuelo, que seguro va a estar feliz de recibir.

Escoge el alojamiento

Al momento de escoger el hotel o el apartamento donde pasarás tu estadía, asegúrate de que este cuente con un espacio cómodo y acogedor para tu bebé. Deberás decidir si dormirá junto a ti en el cuarto principal o si tendrás una cama segura donde pueda descansar. Por ello pregúntale previamente al hotel o al apartamento si ofrecen las condiciones necesarias para que tus bebés estén como en casa.

Bebé en aeropuerto

 

Sabemos lo importante que será viajar por primera vez con tu bebé. Ojalá estos tips te sean de mucha ayuda para planificar tus vacaciones con hijos y que esta sea una experiencia cautivadora tanto para ellos como para ti. Para explorar los diferentes destinos que tienes en mente, revisa nuestra página. Esperamos que tu experiencia junto a tus niños sea de lo más placentera y que puedan descubrir nuevos lugares que les encanten.