Cargando...
esen +507 269 6160 info@viajesjazmine.com

Roma, la ciudad eterna, llamada así tal vez por sus monumentos, como el Panteón y el Coliseo, que siguen en pie como testigos y narradores de una historia con más de dos mil años. Tal vez se la denomina eterna por ser sede de la iglesia católica o, quizás sólo por el continuo ir y venir de turistas que hacen de Roma su meta generación tras generación.

Sea por lo que fuere, podemos aceptar que Roma sí es eterna, al menos en la memoria de quienes la visitan. Caminar entre muros romanos, obeliscos egipcios e iconos religiosos. Pasear por sus calles barrocas y encontrarte ante las casas más famosas de moda italiana sólo puede suceder contemporáneamente en una ciudad: Roma. Aquí lo efímero, sensible, se hace eterno.

Si estás preparando tu visita a Roma, toma nota de los siguiente consejos pues está llena de sugerencias para visitar Roma de una forma inolvidable. Puedes también consultar nuestra página dedicada a qué hacer en Roma con propuestas para visitar la ciudad en las diversas épocas del año.

Palabras, personas, que encuentras bajo forma de huellas hermosas. Piedras, colores, formas que nos hablan en cada esquina y que te invitamos a descubrir. He aquí algunos consejos para descubrir qué visitar y qué hacer en Roma. En palabras de César Antonio Molina, encontrarte con lugares ‘donde la eternidad envejece’.

Qué Visitar En Roma: el Coliseo

El Coliseo está unido a las luchas, a los grandiosos espectáculos muchas veces crueles, en la Roma Imperial. La vista del Coliseo desde el Colle Opio (donde están los restos de la Domus Aurea) y desde la colina del Celio son dos panoramas que no te puedes perder para experimentar la Antigua Roma.

Es un símbolo tan importante de Roma que incluso tenemos un ‘Coliseo Cuadrado‘. Para disfrutar entrando en la historia, ahorrando tiempo y evitando las colas reserva tu visita guiada para visitar el Coliseo, el Foro Romano y el cercano Palatino.

Comer en Roma

Comer al menos un plato típico romano: pasta alla carbonara, spaghetti cacio e pepe, y, si eres vegetariano, los famosos carciofi (alcachofas). Para tomar algo durante el día es fantástica la «pizza al taglio» o los supplì (croquetas de arroz).

Probar los sabores de Roma

Comer un ‘gelato’, o dos, o tres…¡los que puedas! El helado en Italia es delicioso, y no es muy difícil encontrar los mejores en Roma. ¿Y qué te puedo decir del café? Intenso, concentrado, cremoso, con un gusto persistente… Y muchos sabores genuinos en una amplia gama de dulce o salado.

Otro país, en Roma: el Vaticano y la Capilla Sixtina

Contemplar anonadado la Capilla Sixtina hasta que te dé tortícolis y tratar de indentificar el autoretrato escondido de Miguel Ángel en la misma… Ahorra tiempo, evita las colas y disfruta con un guía excepcional reservando tu visita guiada en la Capilla Sixtina situada dentro de los Museos Vaticanos.

En la basílica de S. Pedro, ante sus dimensiones y su belleza te sentirás pequeño… pero fascinado. Nada más entrar a tu derecha te espera la Piedad de Miguel Ángel… y en la plaza, con la Audiencia del miércoles y los domingos con en Angelus, un encuentro con Papa Francisco. Roma imprescindible por su arte en museos, templos y al aire libre.

Qué visitar en Roma: su noche

Hacer un paseo al atardecer que comience en la colina del Capitolio (vistas desde la Terraza Caffarelli hacia la ciudad y hacia el Foro Romano). Luego, bajar  hasta el Coliseo por la Via dei Fori Imperiali, pasando junto a la Curia y las basílicas iluminadas. Roma se viste de gala en las tardes suaves.

Sí, es cierto, no está profusamente iluminada pero si hay luna llena tiene un encanto especial. La vista desde el Fontanone del Gianicolo es fantástica. ¡Realmente una Grande Bellezza! Estas vistas forman parte de esa Roma imprescindible que visitar.