Blog, Turquía

Turquía: ¿Por qué es un destino turístico tan atractivo?

Turquía: ¿Por qué es un destino turístico tan atractivo?

Turquía: ¿Por qué es un destino turístico tan atractivo?

Famoso por sus impresionantes mezquitas, bellísimos paisajes naturales y su rica cultura, Turquía es uno de los destinos turísticos más atractivos de Europa y un lugar de vacaciones fascinante para aquellos interesados ​​en explorar un rincón exótico del mundo. Este país euroasiático se ganó un lugar relevante en el corazón de los viajeros, especialmente después de que las telenovelas turcas como “Kadin” (Mujeres), “Mucize Doktor” (Miracle Doctor) o “Las Mil y Una Noches” se hicieran cada vez más populares y actores turcos como Halit Ergenc comenzaran a tener clubes de fans en todas partes. A partir de entonces, “Estambul”, “Capadocia”, “Mezquita de Santa Sofía” se hicieron más familiares y un número cada vez mayor de personas se interesaron en verlos en persona.

Sin embargo, hay más en Turquía que los puntos de referencia mencionados anteriormente y probablemente no esté al tanto de algunos datos interesantes y curiosos sobre este país que harán que desee visitarlo aún más. Descubramos algunos de ellos:

Datos curiosos sobre Turquía

Estambul es la única ciudad del mundo distribuida en dos continentes

Aunque Estambul no es la capital de Turquía, es la ciudad más grande del país y la más visitada por los turistas.

Esta fascinante ciudad tiene una característica sobresaliente: es la única del mundo que se extiende por Asia y Europa. El río Bósforo divide la ciudad en dos: la orilla occidental se encuentra en Europa y la oriental en Asia. El Puente de Gálata conecta ambos lados y los lugareños y los turistas pueden cruzar el puente comenzando en un continente y terminando en otro. Además, una ensenada llamada Cuerno de Oro divide el lado europeo en dos.

Las pistas de esquí son geniales en Turquía

¿Sabías que Turquía es un gran destino para esquiar en invierno? De hecho, ¡es una alternativa interesante a esquiar en los Pirineos o Alpes!

Turquía alberga más de 12 estaciones de esquí con cadenas montañosas que se cubren de nieve durante los meses de invierno. Palandonken es el pico más alto de Turquía y los esquiadores avezados pueden disfrutar aquí de las pistas más largas y empinadas del país.

Estambul no es la capital de Turquía

Estambul es tan popular que es una creencia bastante común que es la capital del país. Sin embargo, la capital de Turquía es Ankara. Ankara siempre ha sido un importante centro comercial y ahora también es un importante centro cultural y artístico.

Turquía es el hogar de 82,693 mezquitas y 3000 de ellas están en Estambul

Con casi toda su población musulmana, Turquía alberga 82.693 mezquitas. Una de las más impresionantes es la Mezquita de Sultanahmet, conocida popularmente como la “Mezquita Azul” en Estambul. Otras mezquitas importantes del país son: Mezquita Süleymaniye, Mezquita Selimiye, Mezquita Sultan Beyazit II, Mezquita Mahmud Bey y Mezquita Muradiye.

Los turcos son fanáticos del té

A pesar de que se suele asociar a Turquía con el café, el 96% de su población bebe al menos una taza de té al día. Hay magníficos y delicados sabores de té para probar y degustar. El té turco es generalmente robusto y se sirve en vasos pequeños con forma de tulipanes.

Hay más de 3000 tiendas en el Gran Bazar

El Gran Bazar de Estambul data del siglo XIV. Ha crecido con el tiempo y ahora es un laberinto de 61 calles y más de 3000 tiendas. Desde especias aromáticas hasta coloridas alfombras y kilims, desde cerámica hasta accesorios para baños turcos, hay muchos productos para comprar en este espléndido mercado. ¡Definitivamente vale la pena una visita!

Dónde ir y qué hacer y ver en Turquía

Estambul

La que una vez fue la capital de los imperios otomano y bizantino es ahora Estambul, la ciudad más grande de Turquía y un imán para los turistas. Extendiéndose por Europa y Asia, es una ciudad impresionante que seduce a los visitantes con su arquitectura, atmósfera exótica, sitios históricos interesantes, excelentes restaurantes y tiendas y una animada vida nocturna.

Tómese su tiempo para explorar la Ciudad Vieja y admirar algunos de los edificios más hermosos, como Hagia Sophia, el Palacio de Topkapi o la Mezquita Azul.

El Gran Bazar en forma de laberinto ofrece una gran oportunidad para comprar recuerdos para llevarse a casa, especias, kilims y alfombras y, por supuesto, para mezclarse con los lugareños. ¡Es un lugar de compras que no te puedes perder!

Ankara

Ankara es la capital de Turquía y una visita obligada para cualquiera que visite el país. Es una metrópolis moderna ubicada en el centro del país en la región de Anatolia. Es un importante centro de transporte y está bien conectado con otras ciudades importantes de Turquía.

Es una ciudad cosmopolita y bulliciosa con universidades, muchas oportunidades de compras, embajadas extranjeras y los principales edificios gubernamentales.

Es conocida por su rico pasado histórico, que ahora se puede apreciar en sus antiguas estructuras y ruinas. Entre los más interesantes podemos mencionar: el Templo de Augusto, numerosas mezquitas históricas, la Ciudadela o el Teatro Romano. No te pierdas Anitkabir, un mausoleo donde puedes ver la tumba de Mustafa Kemal Atatürk, el primer presidente de Turquía.

También hay museos muy interesantes como el Museo de Anatolia Civilizaciones con más de 200.000 objetos en exhibición.

Capadocia

Capadocia es probablemente el lugar más instagrameable de Turquía con sus magníficos valles rocosos, acantilados y pináculos de formas extrañas. Situada en la región de Anatolia, es una región famosa por sus formaciones rocosas que se asemejan a chimeneas y setas. Las principales ciudades de la región son Göreme, Ürgüp y Mustafapasa, entre otras.

Los amantes de la adrenalina pueden realizar excursiones de senderismo para ser recompensados ​​con vistas absolutamente espléndidas y aquellos que prefieren admirar los impresionantes lugares sin sudar, ¡pueden hacer un paseo en globo aerostático!

Hay muchas iglesias excavadas en las rocas de este paisaje lunar que datan de la época bizantina. Los del Museo al aire libre de Göreme y el Valle de Ihlara son, de hecho, algunos de los mejores ejemplos de arte religioso de mediados de la era bizantina que ha sobrevivido en el mundo.

También vale la pena visitar los pintorescos pueblos enclavados en las laderas. Hay muchos hoteles boutique cómodos allí donde puedes admirar las vistas de una manera cómoda.

Bodrum

Bodrum es el sitio de la antigua ciudad fortificada de Halicarnaso, una de las Siete Maravillas del Mundo Antiguo. Se encuentra en la región del Egeo en la provincia de Mugla.

La ciudad atrae a los turistas por sus interesantes ruinas, fantásticas playas y maravillosos centros turísticos. Hay una hermosa playa y muchos cafés y clubes nocturnos en el lado este y restaurantes y tiendas en el lado occidental de la ciudad.

El Castillo de San Pedro es una de las visitas obligadas en Bodrum. Su construcción se inició en 1402 por los Caballeros Hospitalarios y ahora es un museo. Otros puntos destacados son la Puerta de Myndos, donde tuvo lugar una sangrienta batalla durante un asedio de Alejandro el Grande, y los últimos restos del mausoleo y el antiguo anfiteatro.

Éfeso

Los amantes de la historia no pueden dejar a Éfeso fuera de su itinerario por Turquía. Es la metrópolis clásica más completa de Europa y un sitio antiguo ubicado en la Turquía del Egeo. La historia de Éfeso se remonta al siglo X a. C. y en el I a. C. era una de las ciudades más grandes del Imperio Romano y albergaba el Templo de Artemisa, una de las Siete Maravillas del Viejo Mundo.

Una visita a Éfeso es una invitación a ver cómo era la vida hace miles de años. Hoy, sus ruinas están muy bien conservadas y contenidas dentro de un gran sitio arqueológico y, no hace falta decirlo, es uno de los destinos turísticos más importantes de Turquía.

Necesitará al menos medio día para cubrir los aspectos más destacados e incluso más si desea explorar, así que planifique su visita en consecuencia. Algunas de las cosas más interesantes que puedes admirar aquí son las Casas aterrazadas, donde vivían los residentes más ricos de Éfeso durante el primer siglo. Algunas de ellas tenían baños fríos y calientes, pisos de mármol e incluso sistemas de calefacción. Otro punto a destacar es la Biblioteca de Celso. Construida en 123 d.C., solía ser una de las bibliotecas más grandes del mundo antiguo detrás de las bibliotecas de Alejandría y Pérgamo. Ha sido restaurada y es posible ver sus columnas y capiteles. No olvide admirar las cuatro estatuas que representan las cuatro virtudes: Sofía, Episteme, Ennoia y Arete.

Pamukkale y sus piscinas

Las terrazas de travertino blanco puro de Pamukkale que caen en cascada por la pendiente es una de las maravillas naturales más famosas e impresionantes de Turquía. Las ruinas grecorromanas de Hierápolis, una antigua ciudad balnearia, se encuentran esparcidas por la cima de esta colina de calcita. Se dice que Cleopatra se bañó en este balneario, como regalo de Marco Antonio.

Su viaje en Pamukkale comienza explorando el antiguo teatro desde donde obtendrá vistas panorámicas de los restos del ágora, la necrópolis, el gimnasio y las grandes puertas de la ciudad. Desde allí se puede nadar en las aguas ricas en minerales que hicieron tan famosa a esta antigua ciudad balneario. Luego, puede caminar por la colina de travertino, vadeando los charcos de agua en las terrazas superiores hasta el pequeño pueblo moderno de Pamukkale que se encuentra debajo.

Mezquita de Santa Sofía

Visitar la fascinante estructura bizantina de Hagia Sophia es una de las visitas obligadas no solo en Estambul sino también en Turquía. El emperador Justiniano comenzó a construirlo en 537 EC y es conocido como el mayor logro arquitectónico del Imperio Bizantino y se ha mantenido como la iglesia más grande del mundo durante mil años.

Después de la conquista otomana, se agregaron delicados minaretes a su exterior macizo, mientras que el suntuoso interior es un gran recordatorio del poderío de la vieja Constantinopla.

Palacio de Topkapi

Ubicado en Estambul, el Palacio de Topkapi es una oportunidad fantástica para entrar en el mundo de los sultanes. Increíblemente suntuoso, fue aquí donde durante los siglos XV y XVI los sultanes otomanos forjaron un imperio que se extendería por Europa y por Oriente Medio y África.

Los interiores están exquisita y profusamente decorados, un pequeño indicador de la poderosa base de los otomanos. El edificio del Consejo Imperial es especialmente sorprendente; aquí es donde el Gran Visir dirigía los negocios del imperio. Otros aspectos destacados son el tesoro imperial y su colección de armas, la colección de pinturas en miniatura de clase mundial y las salas del Harem.

 

Conoce AQUÍ todas las opciones disponibles para viajar a Turquía y disfrutar de su cultura.